computacion basica Universidad Veracruzana

La importancia de  los anélidos (lombriz de tierra)[i]

Contenido

Descripción. 2

Comercialización. 3

Análisis de distribución de frecuencias. 9

Bibliografía. 9

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Descripción

Origen y comportamiento. 4

Reproducción. 5

Fisiología y estructura. 6

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar a tabla de contenido

Comercialización

Importancia ecológica. 7

Importancia en la agricultura y humus. 8

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar a tabla de contenido

Origen y comportamiento

 

 

 

 

Los lumbrícidos (Lumbricidae), comúnmente denominados lombrices de tierra, son una familia de anélidos oligoquetos del orden Haplotaxida. Cabe destacar que el nombre de lombriz se aplica a otros invertebrados vermiformes sin relación alguna con los anélidos, como las lombrices intestinales (tenias, pertenecientes a los platelmintos) y Ascaris lumbricoides (del filo de los nematodos).

De origen acuático, mantienen aún características propias del medio: respiración cutánea, dependencia de la humedad, sistemas de resistencia a desecamiento (cápsulas, puestas masivas, quiescencia).

La lombriz es oriunda de Europa, pero en la actualidad ha colonizado Norteamérica y Asia occidental. Incluso, su amplia población la ha convertido en plaga de diversas zonas

En Estados Unidos se le nombró de forma particular: “Buscadora Nocturna”, y es que con frecuencia aparece durante la noche para alimentarse de la superficie de la tierra. Cuando el sol brilla, es habitual que la lombriz permanezca enterrada en el suelo, pero muy cerca de la salida de su túnel, que puede llegar a medir hasta 2 metros de profundidad.

Las lombrices de tierra necesitan vivir en suelo húmedo que contenga materia orgánica. Suelen vivir en las capas superiores, pero en invierno se entierran más para escapar de las heladas. Cuando el clima es muy caluroso, hacen lo mismo para evitar la deshidratación. Las lombrices de tierra rehúyen la luz del día, pero con frecuencia salen a la superficie durante la noche para alimentarse y expulsar sus detritus. Durante el día sólo salen a la superficie en circunstancias excepcionales, como cuando se inundan sus galerías en caso de lluvias torrenciales.

Son muy voraces, llegando a comer hasta el 90% de su propio peso por día. De esta ingesta, excreta entre el 50 y 60%, convertido en un nutriente natural de altísima calidad, conocido como lombricompuesto o humus de lombriz.

No pueden reproducirse asexualmente pero sí poseen capacidad de regeneración. Seccionadas en dos partes, el trozo de lombriz que contiene la cabeza regenera el extremo caudal. (Wikipedia, 2017)

 

 

 

 

Regresar a tabla de contenido

Reproducción

La reproducción asexual por fisión es un método usado por algunos anélidos y permite que se reproduzcan rápidamente. La parte posterior del cuerpo se desprende y forma un nuevo individuo. La posición de rotura está determinada generalmente por un crecimiento epidérmico. Lumbriculus y Aulophorus, por ejemplo, son conocidos por reproducirse rompiendo el cuerpo en fragmentos semejantes. Muchos otros grupos no pueden reproducirse de esta forma, aunque pueden regenerar la mayor parte de los segmentos posteriores en la mayoría de los casos. Esto no es universal, y especialmente no ocurre entre las lombrices de tierra, como el folclore sugería.

La reproducción sexual permite que una especie se adapte mejor a su ambiente. Algunas especies de anélidos son hermafroditas, mientras que otras tienen sexos separados.

Los anélidos hermafroditas, como la lombriz de tierra, se aparean durante todo el año en condiciones ambientales favorables. La lombriz de tierra se aparea por copulación. Una pareja de lombrices se atrae por las secreciones de cada una: para copular ponen sus cuerpos juntos con sus cabezas en direcciones opuestas. El esperma es transferido desde el poro masculino a la otra lombriz. Diferentes sistemas espermáticos han sido observados en diversos géneros: espermatecas internas (cámara para almacenar esperma) o espermatóforos, que son conectados al exterior del cuerpo de la otra lombriz.

La mayoría de los gusanos poliquetos tiene machos y hembras separadas y fertilización externa. La primera etapa larval, que se pierde en algunos grupos, es una trocófora ciliada, similar a las que se encuentran en otros filos. El animal comienza a desarrollar sus segmentos, uno después de otro, hasta alcanzar su tamaño adulto. Los oligoquetos y las sanguijuelas tienden a ser hermafroditas y las larvas carecen de vida libre.

Las lombrices de tierra son hermafroditas, es decir, que poseen tanto órganos sexuales masculinos como femeninos. A pesar de ello, la mayoría de las lombrices escoge relacionarse con sus pares para reproducirse.

Tras el proceso, la lombriz forma una especie de capullo en forma circular, que secreta un líquido desde el clitelo, ese diminuto espacio grueso que se reconoce fácilmente en el tercio anterior de su cuerpo.

Toda vez que ha culminado, el esperma y los ovocitos son colocados dentro del capullo, y éste es enterrado inmediatamente. De dos a cuatro semanas, las lombrices recién nacidas emergen a la superficie alimentándose de los desechos de los adultos, y pasados 45 días, vuelven a repetir la tarea reproductiva. (Bressan, 2017)

 

 

 

 

 

 

Regresar a tabla de contenido

Fisiología y estructura

No cuenta con una cabeza bien definida pero sí con una boca en uno de sus extremos y un ano en el otro. No obstante puede moverse en ambos sentidos sin mayor problema.

El sistema muscular de la lombriz de tierra consiste en una serie de fibras externas circulares o transversas de músculo, que rodean el cuerpo, y una serie interna de fibras musculares longitudinales que sirven para mover las cerdas.

El aparato circulatorio está formado por un vaso sanguíneo dorsal prominente y cuando menos cuatro vasos sanguíneos ventrales, que recorren de forma longitudinal el cuerpo y están conectados entre sí a intervalos regulares por medio de una serie de vasos transversales. El vaso dorsal está equipado con válvulas y es el verdadero corazón. No obstante, el bombeo de la sangre se produce sobre todo por movimientos musculares generales.

El sistema nervioso central consiste en un par de ganglios suprafaríngeos, generalmente llamados cerebro, y un cordón ventral que pasa debajo del canal alimentario con ganglios en cada segmento. Las lombrices de tierra carecen de órganos sensoriales aparte de los del tacto. Pero sí podemos observar ya, en este organismo primitivo, los tres elementos esenciales del sistema nervioso: receptores, conductores y efectores; y es en el desarrollo de la cadena nerviosa en la lombriz de tierra donde los conductores quedan organizados en vías ascendentes y descendentes. En este caso, el sistema nervioso cuenta con tres tipos de células nerviosas especializadas.

El aparato digestivo está formado por una faringe musculosa, un delgado esófago, un buche o receptáculo de comida de paredes delgadas, una molleja muscular empleada para moler la tierra ingerida, y un intestino largo y recto.

El sistema muscular de la lombriz de tierra consiste en una serie de fibras externas circulares o transversas de músculo, que rodean el cuerpo, y una serie interna de fibras musculares longitudinales que sirven para mover las cerdas. El aparato circulatorio está formado por un vaso sanguíneo dorsal prominente y cuando menos cuatro vasos sanguíneos ventrales, que recorren de forma longitudinal el cuerpo y están conectados entre sí a intervalos regulares por medio de una serie de vasos transversales. El vaso dorsal está equipado con válvulas y es el verdadero corazón. No obstante, el bombeo de la sangre se produce sobre todo por movimientos musculares generales.

El sistema nervioso central consiste en un par de ganglios suprafaríngeos, generalmente llamados cerebro, y un cordón ventral que pasa debajo del canal alimentario con ganglios en cada segmento. Las lombrices de tierra carecen de órganos sensoriales aparte de los del tacto. El aparato digestivo está formado por una faringe musculosa, un delgado esófago, un buche o receptáculo de comida de paredes delgadas, una molleja muscular empleada para moler la tierra ingerida y un intestino largo y recto.

 

 

 

 

Regresar a tabla de contenido

Importancia ecológica

 

 

 

 

 

Aunque para muchos son “bichos feos” que producen asco, las lombrices poseen gran capacidad para transformar un suelo seco, duro y casi muerto en todo lo contrario. Ciertamente es un proceso que requiere tiempo, pero el hecho de que sea totalmente natural, lo convierte en un mecanismo adecuado para cuidar nuestros recursos. Con su utilización, es posible recuperar grandes zonas agrícolas que se pensaban estériles y devolverles la vida.

Son precisamente las lombrices de tierra las que se emplean en la biotecnología de la Lombricultura. Este término se refiere a la cría intensiva de este espécimen para reciclar la materia orgánica, que posteriormente será utilizada en la fabricación de composta.

Entre las lombrices domesticadas más utilizadas destaca la “Lombriz Roja de California” debido a su versatilidad y rentabilidad. Puede llegar a vivir hasta 16 años y producir unas 1500 crías anualmente. (Castro, 2017)

La lombriz de tierra tiene capacidades excepcionales para metabolizar una amplia gama de materiales orgánicos incorporados al suelo por la muerte de las plantas y por los detritus animal; también pueden consumir subproductos de actividades agroindustriales. La lombriz ingiere la tierra y pasa estos materiales por su tubo digestivo, los degrada parcialmente para extraer los nutrientes que requiere, les adiciona productos metabólicos como la urea y finalmente la expulsa en forma de bloquecitos. Esta actividad permanente disgrega, enriquece y ventila la tierra.

Actualmente se crían artificialmente ciertas especies de lombrices en una práctica denominada Lombricultura. Se les emplea para reciclar la materia orgánica. Como productos de la lombricultura se obtiene un humus de excelente calidad para la agricultura. Su carne se usa como cebo en la pesca deportiva, como base proteica para suplementar alimentos de animales de crianza y en preparaciones gastronómicas exóticas para consumo humano. La proteína de lombriz tiene un alto valor nutricional, pues contiene aminoácidos esenciales de excelente digestibilidad.

 

 

 

 

Regresar a tabla de contenido

Importancia en la agricultura y humus

Cuando las condiciones ambientales lo permiten, y las lombrices de tierra hacen acto de presencia, la fertilidad química, física y biológica del suelo, resultan  ser (aunque no siempre) notoriamente mejoradas con vistas a la producción agraria. Sin embargo, ni son condición necesaria, ni suficiente, como suele leerse en Internet.  Por tanto, es imprudente indicar a los agricultores que son panacea y garante de buenas cosechas. Existen miles de especies, de las cuales en la mayor parte de los casos desconocemos casi todo. Sin embargo, resultan ser, como las termitas y ciertos tipos de hormigas, unos ingenieros del suelo formidables, favoreciendo la porosidad, capacidad de infiltración, descomposición de la materia orgánica, aceleración del reciclado de nutrientes gracias a su poder de haploidización-bioturbación (movimientos verticales de los materiales del suelo), etc.

El humus de lombriz LOMBEC es un fertilizante orgánico y ecológico, resultado de la transformación, por parte de las Lombrices Rojas de California, del compost procedente de estiércol natural ya fermentado varias veces, en humus de lombriz directa e íntegramente asimilable por las plantas. Es un producto 100% natural. El reglamento CEE nº. 2092/91 lo califica como producto ecológico. El proceso de producción consiste en el paso por el tracto intestinal de las lombrices de la materia orgánica (100% compost, procedente de estiércoles de ternera, oveja, conejo, ...) a la que aporta microorganismos y fermentos y elimina la fitotoxicidad propia del estiércol (acidez, restos de antibióticos, etc.).

El humus de lombriz es de color pardo oscuro, inodoro y no deja residuos al tacto.

Se trata de un producto de alta calidad, con una gran riqueza orgánica, carente de fitotoxicidad y muy fácil de manipular.

El humus de lombriz, como fertilizante orgánico sólido, elimina las características no deseadas en el estiércol, ya que ni fermenta ni se pudre y presenta dos claras ventajas en relación con los abonos orgánicos: es prácticamente neutro (pH entre 6,8 y 7,8) y contiene abundante flora bacteriana (miles de millones de colonias por gr. de producto). La utilización del humus de lombriz es una forma rápida y fácil de restituir la materia orgánica al suelo degradado y aumentar de esa manera la fertilidad del mismo, ya que el humus de lombriz:

Mejora la estructura del suelo, Acelera el proceso de humificación,

Aumenta la capacidad de retención del agua,

Aumenta la capacidad de intercambio catiónico del suelo,

Estimula la actividad y desarrollo de los microorganismos,

Aumenta la eficacia de los abonos minerales acelerando la recuperación de la fertilidad.

 (M.Vallès, 2017 )

:

 

 

Regresar a tabla de contenido

Análisis de distribución de frecuencias




 

 

 

 

 

 

Bibliografía

 

Bressan, L. A. (16 de octubre de 2017). Las lombrices de tierra. Obtenido de enciclopediaanimal: https://enciclopediaanimal.wordpress.com/las-lombrices-de-tierra/

Castro, L. (16 de octubre de 2017). LOMBRIZ. Obtenido de animales: https://www.animales.website/category/anelidos/

M.Vallès, J. (16 de octubre de 2017 ). LOMBEC: humus de lombriz . Obtenido de LOMBEC : http://www.lombec.com/producto_humus_de_lombriz.html

Wikipedia, c. d. (25 de septiembre de 2017). Lumbricidae. Obtenido de Wikipedia, La enciclopedia libre.: https://es.wikipedia.org/w/index.php?title=Especial:Citar&page=Lumbricidae&id=102146984

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Regresar a tabla de contenido



Mario Pérez Garibay

Biología

Pennylane123_456@hotmail.com